Haciendo Barrio
 :: Portada 100
Septiembre / Octubre 2008    
 :: Bajar edición 100 en PDF
 :: Consejo Editorial
 :: Ediciones Anteriores
 :: Suplemento Media Pila
 :: Ir a Madretierra
 :: Contáctenos
 :: Sumario
 :: Editorial
 :: Ley que precisamos
 :: Experiencia Cuartel V
 :: Ordenanza en Ituzaingó
 :: Experiencia Mejor Vivir
 :: Experiencia Foro Oeste
 :: Gas Natural ''El Milenio''
 :: Servicios Públicos
 :: Vivir en el Centro
 :: Experiencia ''E D U M''
 :: Crónica de Desalojo
 :: Especulación
 :: Fondos Rotativos
 :: Haciendo Memoria
 :: 1.Derecho a Regularización Urbana y Dominial
 :: 2.Participación en Políticas Urbanas y de Vivienda
 :: 3.Democratización del Acceso a los Servicios Públicos
 :: 4.Derecho a Vivir en Áreas Centrales
 :: 5.Desalojos y DDHH
 :: 6.Sanciones a la especulación financiera
 :: 7.Fortalecimiento e los procesos de Autogestión del Habitat
 :: Como ven los pibes la Reforma Urbana
 :: Mujeres La fuerza que todo lo puede
 :: La Mirada de un Militante
 :: Libertadores de América
 :: Buenas y Malas
 :: Barrio Ituzaingó Anexo - Córdoba
 :: Café Literario
 :: Versos-Poemas yalgo más
 :: correo de lectores
 :: La Wipala
 :: Contratapa
4. Todas y todos tenemos derecho a vivir en las áreas centrales.
En una ciudad democrática deben definirse políticas, legislación y recursos, que garanticen la radicación de los sectores populares en áreas centrales urbanas. Una ciudad es más democrática cuanto menos segrega a los sectores sociales, y cuanto más se mezclan en el territorio.
MOVIMIENTO DE OCUPANTES E INQUILINOS (MOI)
EL DERECHO A LA CIUDAD En el Haciendo Barrio número 72, en noviembre del 2003, publicábamos la experiencia del Movimiento de Ocupantes e Inquilinos (MOI) de la Ciudad de Buenos Aires.
En la ciudad inmensa, algunos tienen más de lo que necesitan y muchos tienen menos de lo que merecen. El MOI es un Movimiento que une a ocupantes e inquilinos que, a través de sus cooperativas, produce vivienda popular a partir de la organización solidaria.
BARRIO SAN AGUSTÍN, JOSÉ C. PAZ
En el Haciendo Barrio número 94, en noviembre de 2007, festejábamos la inauguración de un nuevo barrio en José C. Paz. Festejábamos que comenzaba a crecer el barrio San Agustín.
El sueño de la tierra segura y la vivienda propia se hacía realidad. La fiesta de inauguración fue una fiesta con todas las letras: baile, llantos, abrazos, risas, la compartida del almuerzo, la murga. ''Estamos aprendiendo a crecer, a vivir, a convivir y a proyectar un futuro digno para nuestros hijos, cada ladrillo que uno pone, edifica felizmente'', fueron algunas de las palabras de los vecinos y vecinas de un nuevo barrio con mucho por vivir, mucho por luchar, por sembrar y cosechar.