Haciendo Barrio
 :: Portada 100
Septiembre / Octubre 2008    
 :: Bajar edición 100 en PDF
 :: Consejo Editorial
 :: Ediciones Anteriores
 :: Suplemento Media Pila
 :: Ir a Madretierra
 :: Contáctenos
 :: Sumario
 :: Editorial
 :: Ley que precisamos
 :: Experiencia Cuartel V
 :: Ordenanza en Ituzaingó
 :: Experiencia Mejor Vivir
 :: Experiencia Foro Oeste
 :: Gas Natural ''El Milenio''
 :: Servicios Públicos
 :: Vivir en el Centro
 :: Experiencia ''E D U M''
 :: Crónica de Desalojo
 :: Especulación
 :: Fondos Rotativos
 :: Haciendo Memoria
 :: 1.Derecho a Regularización Urbana y Dominial
 :: 2.Participación en Políticas Urbanas y de Vivienda
 :: 3.Democratización del Acceso a los Servicios Públicos
 :: 4.Derecho a Vivir en Áreas Centrales
 :: 5.Desalojos y DDHH
 :: 6.Sanciones a la especulación financiera
 :: 7.Fortalecimiento e los procesos de Autogestión del Habitat
 :: Como ven los pibes la Reforma Urbana
 :: Mujeres La fuerza que todo lo puede
 :: La Mirada de un Militante
 :: Libertadores de América
 :: Buenas y Malas
 :: Barrio Ituzaingó Anexo - Córdoba
 :: Café Literario
 :: Versos-Poemas yalgo más
 :: correo de lectores
 :: La Wipala
 :: Contratapa
CASAS DE MATERIAL TECHOS SIN GOTERAS
LAS ORGANIZACIONES Y EL PROGRAMA “MEJOR VIVIR”
El Programa ha permitido que las organizaciones barriales participen en la creación de nuevas políticas de tierra, vivienda, infraestructura y crédito. Hace cuatro años, un grupo de funcionarios nacionales y provinciales se juntó en un colegio de Morón con un grupo numeroso de organizaciones barriales. Algunas de ellas estaban dedicadas a la regularización dominial, es decir, trabajaban para ser dueños legales de la tierra donde viven. Otras se preocupaban más por la construcción y mejoramiento de las viviendas. Otras intentaban mejorar la infraestructura y el equipamiento de los barrios. La mayoría abarcaba varios de estos asuntos a la vez. Todas trabajaban en barrios populares, donde la gente no puede ejercer plenamente su derecho a la ciudad. Aquella reunión de Morón era un verdadero Foro, un espacio para el debate abierto. Allí donde podían resonar todas las voces: la de los funcionarios, la de los políticos, la de los técnicos, la de la gente de barrio.
¿POR QUÉ NO?
En aquel taller del foro se empezó a debatir el programa MEJOR VIVIR. Es un plan que quiere mejorar viviendas. Ofrece créditos para eso. El Estado quiere poner plata para vivienda y eso es una gran novedad. Pero muchas familias que precisan las mejoras, no podían tomar el crédito porque no estaban en condiciones. El plan era un poco duro para gente de los barrios populares. Pero la gente del Foro, a partir de aquella reunión, comenzó a ablandarlo. En encuentros sucesivos, y con la colaboración de los funcionarios, lo fue adaptando a las condiciones de las familias. El programa, por ejemplo, pedía dominio perfecto. Es decir, ser dueño de la tierra con escritura y todo. Esa condición dejaba afuera a un montón. ¿Por qué no dar cabida a los barrios que no tienen dominio pero están en camino de lograrlo? El programa realizaba las mejoras contratando a empresas constructoras. ¿Por qué no entregar el trabajo a las cooperativas, a las organizaciones de barrio, a los gremios, a la familia misma? El programa se ejecutaba a través del municipio. ¿Por qué no ejecutarlo a través de organizaciones sociales o no gubernamentales? El programa tenía créditos de monto fijo: $11.500.- ¿Por qué no partir de $5.000.- y llegar hasta $15.000.- según las necesidades de cada caso? Como estas, fueron apareciendo otras preguntas y otros porquenós. Hasta que, en diálogo con los funcionarios, el Programa Mejor Vivir pudo adaptarse un poco más a los barrios. Y eso fue, en pequeño, redistribuir riqueza. Porque permitió entrar a muchos que siempre quedan afuera.
MÁS IMPORTANTE QUE LA PLATA
Jose C. Paz, Tigre, San Fernando, Hurlingham, Quilmes, La Matanza, el Gran La Plata y Merlo son lugares donde funcionó el programa Mejor Vivir adaptado por el Foro. Las organizaciones de base protagonizaron la mayoría de los casos, y el aporte de equipos técnicos se sumó a ellas. Así, las familias pudieron recibir asesoramiento sin aumentar los costos. La devolución de los créditos sirvió para crear fondos de mejoramiento de viviendas, capacitación laboral o algunas obras de mejoramiento del barrio. Esto último permitió aprovechar varias veces el mismo dinero. Esta participación de las organizaciones es la base de la Reforma Urbana. Una ciudad podrá ser justa y solidaria cuando toda la gente que la habita se ponga a decidir la ciudad que quiere.
ANTES
DESPUES
Esta es una casa de Barrio Parque Quirno en Hurlingham. La primera foto es de Febrero de 2007. La segunda, de Mayo de ese mismo año