Haciendo Barrio
 :: Portada 100
Septiembre / Octubre 2008    
 :: Bajar edición 100 en PDF
 :: Consejo Editorial
 :: Ediciones Anteriores
 :: Suplemento Media Pila
 :: Ir a Madretierra
 :: Contáctenos
 :: Sumario
 :: Editorial
 :: Ley que precisamos
 :: Experiencia Cuartel V
 :: Ordenanza en Ituzaingó
 :: Experiencia Mejor Vivir
 :: Experiencia Foro Oeste
 :: Gas Natural ''El Milenio''
 :: Servicios Públicos
 :: Vivir en el Centro
 :: Experiencia ''E D U M''
 :: Crónica de Desalojo
 :: Especulación
 :: Fondos Rotativos
 :: Haciendo Memoria
 :: 1.Derecho a Regularización Urbana y Dominial
 :: 2.Participación en Políticas Urbanas y de Vivienda
 :: 3.Democratización del Acceso a los Servicios Públicos
 :: 4.Derecho a Vivir en Áreas Centrales
 :: 5.Desalojos y DDHH
 :: 6.Sanciones a la especulación financiera
 :: 7.Fortalecimiento e los procesos de Autogestión del Habitat
 :: Como ven los pibes la Reforma Urbana
 :: Mujeres La fuerza que todo lo puede
 :: La Mirada de un Militante
 :: Libertadores de América
 :: Buenas y Malas
 :: Barrio Ituzaingó Anexo - Córdoba
 :: Café Literario
 :: Versos-Poemas yalgo más
 :: correo de lectores
 :: La Wipala
 :: Contratapa
SE SANCIONÓ UNA IMPORTANTE ORDENANZA
Por el derecho a la tierra
El 27 de agosto el Concejo Deliberante de Ituzaingó sancionó por unanimidad dos declaraciones de apoyo a la lucha por la tierra que muchas organizaciones, grupos y vecinas y vecinos vienen dando en el distrito.
Se trata de un pedido de informes a la Cámara de Diputados provincial sobre el estado de gestión de leyes de expropiación. Expropiación significa que el Estado se hace dueño de una tierra, aunque el dueño no la ponga a la venta. Es un paso previo para que las familias ocupantes de esa tierra puedan pasar a ser dueños. Además, el Concejo Deliberante de Ituzaingó pide a la Provincia que asigne fondos para que las leyes de expropiación se hagan efectivas. A veces sucede que sale la Ley de Expropiación de una tierra, pero esta ley no puede cumplirse porque el Estado Provincial no pone la plata para pagar la tierra al dueño. En esta importante sesión del Concejo Deliberante de Ituzaingó quedó muy clara la importancia de que el estado Municipal apoye estas luchas. También se reconoció que el acceso a la tierra es un derecho para todas las personas. Y se valoró la fuerza y la constancia de los asentamientos que no han bajado los brazos y siguen organizándose para conseguir la regularización. Finalmente se propuso que esta iniciativa fuera difundida en todos los Concejos Deliberantes de la provincia.
SUMAS
Este hecho es como una suma. Familias organizadas + Estado + Leyes que consagran derechos = Un país cada vez más justo y solidario. Se suman actores, se suman ideas, se suman fuerzas: se construye un país para todas y todos. ¿Acaso no conocemos muchas formas de suma como ésta? ¿No tenemos otras sumas como esta en nuestro trabajo comunitario?
EXPROPIACIONES
Durante los últimos años, las organizaciones de los asentamientos que buscaban regularizar, tenían un camino casi único: gestionar una ley de expropiación. Pero éste no es el final del camino, aunque se consiga la ley. Una vez sancionada la ley, hace falta que el Estado destine fondos para comprar la tierra al propietario. Se calcula que ya hay cerca de 150 barrios que han encarado estas gestiones, en la provincia de Buenos Aires. Pero el Estado provincial dice que no tiene fondos para tantas expropiaciones… Entonces cabe preguntarse: ¿Cuánto valen realmente las tierras? ¿Cómo se ocuparon los dueños anteriores de esas tierras? ¿Quién hizo las mejoras en la zona que hoy hacen más caras esas tierras? ¿Quién tiene que quedarse entonces con esa ganancia? La tierra es un derecho para todas y todos. La tierra tiene una función social. La tierra es para habitarla o para producir.
TIERRA: LA GUITA O LA VIDA
Mucha gente, hace tiempo, ha comprado tierras como manera de invertir su plata. Es decir, para hacer negocio con el aumento de precio de esa tierra. Esa gente siente que la tierra está para dar plata. Pero la tierra quiere dar Vida. Hay que ofrecerle razones para la vida y hay que cuidarla. Los barrios llenan la tierra de risas de chicos y de flores,la llenan de casas y de sueños compartidos, de colores y plantas, de fiestas y sonidos, de trabajo y de esperanzas. ¿A quién prefiere la tierra? ¿A un dueño que se olvida de visitarla y que no la hace dar frutos? ¿O a un grupo de mujeres y varones, que quieren enraizar sus familias en ella y llenarla de vida cotidiana?